Revista
Latinoamericana de
Recreación

ISSN: 2027-7385
Indíce
Suscripción
Comité Editorial
Cartas al Director
................................................
» Ediciones Anteriores
................................................
Instrucciones a los autores
Convocatoria
...............................................
LA RECREACIÓN Y EL BIENESTAR UNIVERSITARIO: UNA PERSPECTIVA INCLUYENTE,
ALTERATIVA Y ALTERNATIVA

.............................................................................................
English Spain

Iniciar Sesión
Usuario:
Contraseña:
 Recordarme
 

RESUMEN. : El escrito describe una propuesta de relación entre el programa Licenciatura en
Recreación y la Oficina de Bienestar Universitario en la Universidad Pedagógica Nacional
(Bogotá). En principio se analizan características de la formación de licenciados en recreación
que se tienen en cuenta como características relevantes para aportar acciones para la
comunidad universitaria desde la división de bienestar universitario. En segundo lugar, se
describen las acciones específicas propuestas para esta relación y por último se presenta una
reflexión de las posibilidades de la recreación en el ámbito universitario.


Palabras claves: Recreación, universidad, bienestar universitario, formación docente

UNIVERSITY RECREATION AND WELFARE: AN INCLUSIVE PERSPECTIVE, AND ALTERNATIVE ALTERATIVE


Abstract:  The paper describes a proposal for a relationship between the degree program in Recreation
and University Welfare Office at the National Pedagogical University (Bogotá). In principle characteristics
of training of graduates in recreation that are considered as relevant features to bring actions for the
university community college division from being analyzed. The specific actions proposed for this
relationship are described Secondly and finally a reflection of recreation opportunities at the university
level is presented.

Keywords:
Recreation, university, college, club, teacher training.

DATOS BIOGRÁFICOS

Astrid Bibiana Rodríguez Cortés Magister en Educación y Licenciada en Educación Física (Universidad Pedagógica Nacional) Docente e investigadora de tiempo completo, licenciatura en Recreación, Universidad Pedagógica Nacional.
Juan Manuel Carreño Cardozo Magister en Investigación Social Interdisciplinaria (Universidad Distrital), Especialista en Investigación Social y Licenciado en Educación Física (Universidad Pedagógica Nacional) Docente e investigador catedrático, licenciatura en Recreación, Universidad Pedagógica Nacional.

Podemos reconocer que convivimos con la Recreación, que hace parte de nuestra sociedad y nuestro diario vivir. Comúnmente reconocemos que tiene que ver con los parques, los paseos, los centros recreativos, los juguetes, las fiestas, entre otros. Estos elementos están en el cotidiano y son una parte muy importante de nuestras vidas, tanto así, que se convierte en un derecho constitucional, sobre el cual construimos nuestras relaciones más cercanas, nuestra alegría e incluso se vuelve razón la razón de trabajar. Aunque esto es bien conocido por todos hace algún tiempo, la Recreación como campo académico es muy reciente y, en el caso de Colombia, ha estado vinculada en su origen con la Educación Física y el Deporte.

La Recreación como campo de estudio particular, vinculado a aspectos complejos como el ocio, el tiempo libre, el juego o la lúdica, ha sido desarrollado con fuerza a partir de los años 80, como resultado de la problemática del consumo, la globalización, la mediatización y, en el caso de América Latina, vinculada a la situación de pobreza e inequidad social. Sucede, por esta razón, que su estudio tome diversas denominaciones y diferenciaciones que intentan delimitar mejor su objeto: ocio, animación sociocultural, tiempo libre. De ahí que la formación de profesionales en el área de la Recreación en principio exige un espacio de discusión particular, fuera de la convención tradicional del Deporte o la Educación Física como únicas o ideales opciones para el tiempo libre, y se incluye en la red compleja de una sociedad cuyo ocio se involucra con los medios de comunicación y las nuevas tecnologías, la masificación del consumo, las dificultades laborales, las adicciones, etc.

De esta forma, la Recreación trasciende el imaginario común que le suele instalar su propósito en el solo esparcimiento o realización de actividades divertidas (algunos lo denominan recreacionismo), para generar y desarrollar grandes propuestas de formación social desde la comprensión pedagógica del ocio, que tienden a la construcción de mejores formas de desarrollo humano. En el ámbito universitario la recreación tiene un recorrido similar al descrito de forma general. Es así como convencionalmente la recreación en las universidades consistía en un marco amplio y diverso de actividades divertidas, las cuales se justificaban como complemento al estudio de los programas, incentivo para los estudiantes o mediador del tiempo de no clases de la vida universitaria de los jóvenes. De esta forma la recreación desde los bienestares universitarios se componía de muchas actividades ofrecidas para los estudiantes y funcionarios, usualmente privilegiando la tradición deportiva, pasando por actividades como caminatas, salidas, cursos relacionados con el ámbito artístico, entre otros.

En el mismo trascurso de las consideraciones que han trascendido la recreación más allá del activismo orientado al solo esparcimiento, en las Universidades también el componente recreativo del Bienestar tiende a abandonar la sola programación tradicional de oferta de actividades y se involucra con la formación del estudiante de una forma más compleja, que integra las posibilidades de formación específica de la academia con el ambiente, la formación afectiva y social, la interacción con el contexto, la responsabilidad y la ética, también fundamentados en la orientación de la creatividad, el ocio y la alegría.

Por supuesto, esta transformación está muy relacionada con la forma en que Colombia ha asumido retos para la calidad en la educación superior, que tienden a la configuración del espacio universitario como posibilidad de formación integral, flexible y dinámica que dista de las propuestas lineales y rígidas en que la Universidad era, para los estudiantes, una institución que organizaba el programa al que cada uno se dedicaba y pocas cosas más. La Universidad como espacio enriquecido en que el estudiante puede transitar autónomamente de muchas formas, con tiempos que ya no están limitados por los planes de estudio, con espacios diversos que parecen conectarse cada vez más con el contexto real, también tiende a disponer la recreación como aspecto fundamental de formación relacionado con la gestión del tiempo del estudiante, su ocio como estado privilegiado de crecimiento personal, su juego y su creatividad asumidos como acciones, aptitud y actitud que sirven para salirse constructivamente de los límites convencionales.

Para comprender la apuesta tan comprometedora de tener un programa de Licenciatura en Recreación en una Universidad, se desarrollan aspectos que describen la formación profesional que la Universidad Pedagógica Nacional ofrece a la sociedad, enmarcada en líneas generales por lo alternativo, lo alterativo y lo incluyente, como principios de reflexión y acción que orientan la responsabilidad social y política de un licenciado en Recreación en nuestro contexto.

La apuesta de la formación en recreación de la Universidad Pedagógica Nacional y su proyección al bienestar universitario.

La Universidad Pedagógica Nacional, es una institución de carácter estatal, está encargada de la formación de licenciados a nivel nacional. En la actualidad, cuenta con cinco Facultades que propenden por el desarrollo académico, investigativo y social de sus respectivos campos de conocimiento. La propuesta que se presenta en este documento nace de la articulación de la Licenciatura en Recreación de la Facultad de Educación Física y Bienestar Universitario. Esta licenciatura, es nueva y única en el país, su propósito se centra en el estudio en torno al uso del tiempo libre, la dimensión del ocio y la recreación, así mismo, construye propuestas alternativas con el fin de mejorar la calidad de vida de los sujetos.

El programa de Licenciatura en Recreación de la Universidad Pedagógica Nacional tiene sus orígenes a finales de los 80 y su mayor desarrollo en la década de los 90, impulsado en la Facultad de Educación Física, comenzando por actividades alternativas en la línea deportiva y posteriormente configurando posibilidades distintas de relación con el movimiento. En principio fue la rueda (patines, ciclas, monociclos, etc.) la que originó planteamientos y experiencias recreativas para la misma Universidad, trascendiendo luego a acercamientos interculturales que propiciaron un desarrollo en otros temas como era el cine, las etnias, los juegos tríadicos, la inclusión, entre otros aspectos que parecían hacer una escisión con la Educación Física y con el Deporte. Antes de iniciar el nuevo milenio, un grupo de maestros construyó las primeras líneas para un programa de formación en Recreación en la Universidad Pedagógica Nacional, asumiendo el reto que requiere la discusión actual sobre el tema y estructurando la meta de formar educadores profesionales que trasciendan la diversión en el hecho recreativo e incluyan estrategias, gestiones e ideas que respondan a la formación social recreativa de un contexto como el de nuestro país.

La Licenciatura en Recreación, además de atender necesidades epistemológicas que dan cuenta del debate mundial en torno al uso del tiempo libre, el desarrollo de la creatividad, la importancia del juego, la dimensión del ocio y la asunción del cuerpo, también canaliza sus esfuerzos en la proposición constante de alternativas de solución a la violencia que azota al país y a las profundas desigualdades que lo surcan desde sus inicios.

Con una situación social convulsionada, se requieren espacios de transformación social y cultural, en el cual el espíritu de la solidaridad y no de la competitividad reinen, donde la equidad social y no la exclusión puedan encontrar sentido y significado, donde el pensamiento creativo y divergente lleve a cabo toda su posibilidad de expresión, en definitiva una nueva posibilidad de ser, de pensar, de sentir y di-sentir sean posibles, donde el juego, la broma, el desafío, el reto, la expresión, sean parte de la formación personal y profesional. En este mismo sentido, la recreación se propone como alternativa para abordar los conflictos desde formas creativas de comunicación, expresión e interacción, haciendo énfasis en la dimensión política que contiene el conflicto en Colombia.

Desde la alegría, la risa, el miedo, la angustia, se convoca a una Licenciatura a pensar una propuesta de desarrollo humano, distinta, posible, plausible para un mundo mejor, donde la formación docente está centrada en el análisis cotidiano del ser a partir de situaciones y prácticas habituales.

Algunos de los conocimientos que se abordan son: el juego como fundamento y no como didáctica, la construcción o reconstrucción del tejido social a partir de la intervención recreativa, la preservación de la identidad cultural desde el reconocimiento de fiestas, ferias, carnavales y todas las posibilidades lúdicas que se tiene para conservar y mostrar, se estudia el sentido de educar en la escuela rescatando los rincones lúdicos y de juego para reconocer en ellos la posibilidad de encuentro de unos y otros, acercamiento a la práctica de la actividad física como un medio para disfrutar, gozar, reconocerse y compartir, aproximación al arte y su apreciación donde se busca el encuentro personal y crecimiento cultural, y el eje transversal a todo ello, es comprender que la recreación se encuentra en el campo de la educación y la pedagogía que propende por una formación cada día más humana.

Ser, de un lado, un interlocutor válido en el diálogo universal de saberes en torno a lo recreativo y, del otro, un agente nacional, regional y local que promueve la paz y la armonía social en ambientes escolares y no escolares (dentro y fuera de las aulas) son los propósitos centrales del programa, que trabaja en la formación de individuos alterativos (que re-creen su realidad), alternativos (que propongan nuevas realidades) e incluyentes (que se reflejen en “los otros”).

La Licenciatura en Recreación concibe esas tres dimensiones: lo alterativo, lo alternativo y lo incluyente como una espiral en la que la matriz (el origen) es la entrada en acción del “uso de razón” (desde el grado cero de educación o su equivalente en experiencia de vida) y se extiende en círculos concéntricos -a lo largo y ancho de la vida- hasta el infinito de la acción social que supera el ciclo vital.

Para ponerlo en términos que respondan a la naturaleza misional de la Universidad, se han previsto tres actores: los estudiantes, los docentes y los otros que en el propio trasegar por la espiral enfrentarán tres desafíos: el de “Aprender a aprender”, el de “Aprender a enseñar” y el de “Aprender a gestionar”. Estos se convierten, con el cambio de rol de estudiante a docente, en “Enseñar a aprender”, “Enseñar a enseñar” y “Enseñar a gestionar”. Sin embargo, el estudiante y el docente no son entidades absolutas, por lo que su existir está mediado por la presencia del sujeto de referencia (el “Otro”) que “Aprende a aprender” y “Aprende a gestionar”.

La apuesta de la Universidad Pedagógica Nacional por la formación de licenciados en Recreación lleva a hacer un estudio académico sobre el campo, con investigaciones y proyectos de extensión que permiten dar a conocer los beneficios sociales de la Recreación. En esta perspectiva, algunos de los retos son:

La Educación en el tiempo libre, la recreación y el ocio:

Los licenciados en Recreación tienen el compromiso de generar espacios de reflexión y estudio desde un pensamiento crítico sobre los temas de ocio, tiempo libre y recreación; ello con el fin de reconocer la importancia de reconocer que las experiencias recreativas permiten a los sujetos tener un mayor reconocimiento personal estableciendo compromisos sociales y culturales.

En este sentido, la educación formal requiere de espacios en los cuales se orienten prácticas y discursos que lleven al bienestar personal y social de los estudiantes; desde allí la educación en Recreación es una estrategia fundamental para permitir el disfrute, el gozo y el reconocimiento personal que son puntos claves para la formación de sujetos sociales autónomos y participativos.

Formación de sujetos creativos y con pensamiento divergente:

Desarrollar programas que tengan como objetivo formar individuos creativos y con pensamiento divergente pone a los licenciados en Recreación ante el reto de apostar por una sociedad más abierta y posibilitadora; formar en la creatividad implica desarrollar propuestas pedagógicas que le permitan a los estudiantes interrogar por su vida, su entorno o los otros, lo que implica una transformación cultural.

La formación en creatividad para todos intenta acabar con el mito de que esta es privilegio de algunos pocos, al contrario lo pone en el plano de la inclusión y la posibilidad, mostrando cómo todos los individuos son creativos y que lo que se requiere es brindar espacios para su desarrollo. La formación en esta área se da a lo largo de la vida, por ello no es eminentemente una responsabilidad de la educación formal; al contrario, el licenciado en Recreación está preparado para mostrar el desarrollo del pensamiento creativo y divergente en espacios laborales.


Realizar propuestas de formación incluyente que reconozcan la diferencia y la diversidad:

Los futuros licenciados en Recreación propenderán por una formación justa, equitativa e incluyente en las vías de la educación contemporánea; liderando propuestas que reconozcan las diferencias y la diversidad cultural, desde procesos pedagógicos que potencien la expresión cultural, artística y deportiva que estimulen el desarrollo social y la participación.

Fomentar el cuidado y la preservación del medio ambiente:

Comprometidos con un mejor vivir y una mejor sociedad para el futuro, los licenciados en Recreación promoverán una concientización sobre el planeta, sus recursos, sus cuidados y la necesidad de relacionarse con él de una forma respetuosa.

Es desafío del licenciado en Recreación hacer comprender a sus futuros educandos las implicaciones que tiene una relación inadecuada con el planeta, máxime cuando gran parte de las mediaciones propuestas a realizar en Recreación tienen que ver su entorno natural y cultural. Este es espacio ideal para hacer una reflexión crítica sobre el cuidado de sí y el cuidado del entorno.

Fortalecer la dimensión lúdica de los seres humanos:

La lúdica como dimensión del ser humano requiere de atención, cuidado y posibilidades de realización; en esta perspectiva, los licenciados en Recreación orientan planes y programas que fortalecen esta dimensión, en la que el juego es su fundamento. En este sentido, el juego, como posibilitador de experiencias de vida,
permite a los sujetos un mayor conocimiento de sí mismos y de encuentro con los otros, donde el gozo, la risa, la des-preocupación tienen sentido pero no fin.

El trabajo del licenciado en Recreación es precisamente fortalecer el juego como factor de la cultura y, desde allí, hacer propuestas que redimensionen su papel en lo educativo y lo social, no solo como didáctica, sino como fundamento de la vida de los seres humanos.

Estos, entre otros, son algunos de los retos de los licenciados en Recreación, que se abren paso en una sociedad que requiere profesionales comprometidos, con una alta creatividad, de mente abierta y trasgresores de ordenes hegemónicos, capaces de liderar procesos de cambio y transformación social de forma crítica en busca de una sociedad más justa, equitativa e incluyente.

La recreación en la división de Bienestar Universitario de la Universidad Pedagógica Nacional.

El documento “Ocio y Tiempo Libre Representaciones y Percepciones”, es un estudio realizado en el año 2009, por el observatorio de Bienestar y Responsabilidad Social que pertenece a la División de Bienestar Universitario, este documento permite caracterizar las prácticas de uso del tiempo libre en la comunidad universitaria. Así mismo, hace una reflexión interesante sobre las políticas públicas universitarias.

En segunda instancia y como parte del desarrollo de una asignatura de VI y IX semestre de la Licenciatura en Recreación, denominada Práctica Educativa I y Práctica de Ocio, los estudiantes de estos semestres hacen su práctica de intervención pedagógica al interior de la Universidad, determinando problemas, espacios, prácticas de ocio y propuestas para el uso del tiempo libre de los universitarios. Así mismo, en algunas asignaturas uno de los temas tratados es el uso del tiempo libre y las prácticas de ocio de las comunidades universitarias.

La investigación y los ejercicios de diagnóstico permiten hacer un acercamiento a las formas de aprovechamiento del tiempo libre y las prácticas de ocio de los estudiantes de la Universidad Pedagógica Nacional, con estos insumos se plantean algunos programas a desarrollar por la articulación Licenciatura en Recreación-Bienestar Universitario.

La articulación entre La Licenciatura en Recreación y Bienestar Universitario comienza en el año 2010, donde a partir de los antecedentes relacionados, se evidencia la necesidad de hacer un trabajo que permitiera a los estudiantes de la licenciatura acercarse a una realidad como es la formación y el mejoramiento de la calidad de vida en la vida universitaria. Por ello, partimos de pensar en el currículo como un puente que permite no solo la formación académica sino personal y social del individuo, por tanto el acercamiento a la división de Bienestar Universitario por parte de los estudiantes de la Licenciatura en Recreación desarrolla cuatro ejes: Encuentro de Espacio Académico, Hombre-Naturaleza, Prácticas Recreativas

Universitarias, Burbujas de Ocio e Investigación:

Encuentro de Espacio Académico: este eje tienen como fin fortalecer al interior del programa de recreación la construcción académica en torno al mejoramiento de la calidad de vida de la comunidad universitaria, así como reconocer las problemáticas sociales que se abordan al interior de la universidad. Para ello, se ha determinado dos espacios:

 Recreación en los Bienestares Universitarios: Esta es una asignatura del programa de recreación que tiene como fin dar a conocer las políticas públicas que tienen las universidades para mejorar las condiciones de vida universitaria.

 Prácticas de Gestión: esta se encuentra referida a la práctica docente de los estudiantes, para ello, hemos creado un espacio en el cual los estudiantes proponen, diseñan e implementan programas de bienestar para estudiantes y funcionarios.

Retomando la modalidad de pasantías. Hombre-Naturaleza: este segundo eje propone hacer un acercamiento a la naturaleza desde reflexiones interdisciplinarias convocando a estudiantes y profesores de los distintos programas de la universidad. Por ello, se invita a estudiantes, profesores, funcionarios e hijos de los funcionarios en torno a los programas de: Campamentos en parques naturales, semillas de campamentos, caminatas ecológicas, diplomado en guianza turística con perspectiva pedagógica.

Prácticas Recreativas: este eje, propone prácticas recreativas en la cotidianidad universitaria, el objetivo es fortalecer el tejido social de la comunidad universitaria, por medio de la integración de los grupos y la convivencia pacífica. Algunas de sus acciones son: Actividades recreo-deportivas para personas con excepcionalidades físicas, encuentros de amistad interfacultades, todos a jugar, festivales y carnavales universitarios.

Burbujas de ocio: es un término acuñado de la propuesta que hace Roberto Igarza, a partir de un análisis él plantea, como los espacios que se producen en el trabajo laboral pueden ayudar a oxigenar y a disipar las tensiones, pueden ser lo que se ha denominado las pausas activas, en este caso lo que se pretende es que no sea solo ejercicios físicos, sino capsulas recreativas que permitan a los funcionarios tomar un aire en su espacio laboral. Investigación: este eje retoma los estudios e investigaciones realizadas, así como plantea nuevos problemas de investigación que permita comprender la cultura universitaria frente a los temas de recreación y ocio como aspecto importante para mejorar la calidad de vida universitaria. En este momento se encuentra en formulación un estudio comparativo.

La recreación como eje articulador de nuevas formas de comprender la universidad.

En este momento la experiencia nos ha permitido comprender cómo desde la perspectiva de un currículo flexible se entretejen distintos aspectos de la vida cotidiana de los estudiantes al interior de la universidad, por ello, la estrategia de articulación con Bienestar Universitario, ha enriquecido no solo la formación académica de los estudiantes de la Licenciatura en Recreación, sino ha permitido que los profesores del programa vean en la dependencia de Bienestar una posibilidad para proponer y realizar proyectos académicos y personales. La recreación entonces, ubica sus metas de formación en la Universidad misma, a través y gracias a la División de Bienestar Universitario.

En este sentido la Universidad puede ser asumida como espacio de ocio y creación, entendiendo la complejidad de vida que una institución de educación superior supone para los jóvenes, cuya experiencia fundamental no está necesariamente centrada en el rigor academicista. Entender el ocio como posibilidad en la formación de educadores implica comprender la innovación y la creación desde la perspectiva de la formación docente. La construcción de la creatividad desde el ocio es reto investigativo y pedagógico para la licenciatura en Recreación en consonancia con los propósitos de Bienestar Universitario.

Por otro lado la Universidad pretende la constitución relaciones sociales incluyentes en que la diversidad tienda del discurso a la acción. La recreación, vista desde la organización inteligente del juego o de las posibilidades lúdicas, puede tener importantes referentes para el ámbito universitario y específicamente para la discusión de lo pedagógico que desde la sensibilidad, el placer, la alegría, lo emotivo, construya la inclusión como mirada honesta y corresponsable del proyecto del otro que es distinto al propio.

En términos generales la recreación conectada con el Bienestar Universitario permite construir a la Universidad como espacio generador de dudas ante lo cotidiano, ante lo serio, ante lo produccionista. Para algunos autores esta pareciera ser una de las condiciones de encuentro identitario de lo propio en Latinoamérica, cuya experiencia de vida parece estar regida por líneas distintas a la dominación eurocéntrica. La recreación en la universidad es campo académico que nutre el bienestar universitario, el cual a su vez brinda a la formación de licenciados en Recreación la concreción y el espacio de acción, ligado con la responsabilidad directa de gestionar una parte muy relevante de la formación de ciudadanos y docentes. En este sentido, se espera investigar, discutir y proponer la recreación como posibilidad alterativa, alternativa e incluyente que tienda a la formación de autonomía y la gestión de la flexibilidad, ambos orientados a la creatividad de los futuros docentes, como jugadores de su propia formación, de sus alternativas y su proyecto de profesión.


Referencias Bibliográficas


Cabanzo, C. (2009) Ocio y Tiempo Libre Representaciones y Percepciones en la Universidad Pedagógica Nacional. Observatorio de Bienestar y responsabilidad social universitaria. Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

Universidad Pedagógica Nacional (2007) Propuesta proyecto curricular Licenciatura en Recreación. Documento institucional.

Este artículo también se encuentra a disposición de los lectores en formato pdf
portada
Contra-portada
Astrid Bibiana Rodríguez Cortés
Juan Manuel Carreño Cardozo