Revista
Latinoamericana de
Recreación

ISSN: 2027-7385
Indíce
Suscripción
Comité Editorial
Cartas al Director
................................................
» Ediciones Anteriores
................................................
Instrucciones a los autores
Convocatoria
...............................................
La práctica pedagógica en la licenciatura en recreación, una posibilidad de gestión del conocimiento*
.............................................................................................
English Spain

Iniciar Sesión
Usuario:
Contraseña:
 Recordarme
 
Resumen: El presente documento da cuenta de la experiencia de implementación y organización de las prácticas pedagógicas al interior de la Licenciatura en Recreación de la Universidad Pedagógica Nacional. La sistematización de esta experiencia se encuentra centrada en los procesos realizados, entre los años 2008 al 2010 y sus proyecciones.

Palabras Clave:
recreación, práctica pedagógica, formación.

Abstract:
This paper reports the experience in the proces of implementation and organization of the pedagogical practices within the Degree in Recreation of the National Pedagogical University. The systematization of this experience is focused on the processes performed between the years 2008 to 2010 and projections.

Key Words: recreation, pedagogical, formation.

Resumo: Este artigo relata a experiência de implementação e organização de práticas de ensino dentro do Bacharelado em Lazer Universidade Pedagógica Nacional. A sistematização dessa experiência é focada em operações realizadas, entre 2008 a 2010 e projeções.

Palavras-chave: recreação, prática pedagógica, formação.
Introducción

Hablar en estos tiempos de las sociedades del conocimiento es pensar en las nuevas formas sobre como el conocimiento se adquiere, pero a su vez se produce,  permitiendo ello, ver una sociedad en constante cambio.  Sin embargo esta idea de la gestión del conocimiento viene dándose en algunas circunstancias particulares como son: las sociedades postindustriales o informatizadas, transformaciones sociales que han afectado el tratamiento al conocimiento, y cambios políticos, sociales y económicos.

Desde esta perspectiva, debe reconocerse que el conocimiento no solo se produce en lo que comúnmente se ha denominado la educación formal; es apropiado reconocer que la relación sociedad-conocimiento es posible y tiene una amplia significación en la adquisición de nuevos valores culturales y sociales.  Por ello, la educación en estos nuevos contextos sociales debe proveer al estudiante de herramientas y posibilidades que vinculen sus aprendizajes con las necesidades poblacionales y la aplicación de ellos en la resolución de problemas de su comunidad, de esta forma en palabras de Tedesco (2000) “la educación pueda jugar su papel democratizador y no un papel vinculado a la exclusión y la segregación”.

En este sentido el papel de  las universidades en la formación de sujetos, es una tensión sin resolver, esa relación conocimiento-sociedad-educación no deja de ser compleja y diversa, sin embargo, al igual que los cambios mencionados, a la universidad también le ha implicado asumir nuevos retos y formas de relacionarse con el conocimiento y los medios tecnológicos que juegan un papel fundamental en la transmisión, producción y difusión de la información y el conocimiento.

Son diversos los papeles que se le adjudican a la universidad en la formación de sujetos, para algunos, es la encargada de transmitir conocimientos que permitan intervenir en la formas de vida de los sujetos, para otros es el de analizar, reflexionar y plantear soluciones académicas a problemáticas sociales. En este panorama de comprensión de lo que implica la producción y gestión del conocimiento, la Licenciatura en Recreación ha encontrado en la práctica pedagógica una posibilidad de confrontación, proyección y producción de nuevas experiencias que enriquecen la enseñanza y el aprendizaje  de la recreación en la Licenciatura.

Por tanto, este documento pretende mostrar cómo la práctica pedagógica es una opción para visibilizar, empoderar y proyectar el conocimiento recreativo y su contribución en el desarrollo humano, para lograr este propósito el documento se organiza en cuatro partes: la primera, hace una aproximación a una forma de agenciar el conocimiento recreativo, la segunda, trata los antecedentes de la práctica docente 2008-2010 y la tercera Proyecciones: La práctica pedagógica y el desarrollo de pensamiento investigativo, un eje transversal en la formación del Licenciado en Recreación UPN y la cuarta, las reflexiones finales.

1.Agenciar el conocimiento recreativo

Antes  que cualquier definición o explicación  sobre lo recreativo es menester definir que es ante todo para este escrito una apuesta de carácter epistemológico, esto ¿qué significa?, esto es, la idea de considerar que sobre la recreación se puede construir una clase de conocimiento con condiciones de un sistema que se puede considerar dentro de lo denominado como ciencia. Vaya cosa el afirmarlo, pues, se necesitaría realizar una serie de demostraciones argumentales para poder ejercer tal juicio con al menos una pizca de sensatez, sin embargo la validación del conocimiento requiere en esencia un punto de partida anclado en el lenguaje que permita la realización de distinciones con relación a objetos de conocimiento  y en este sentido, la recreación posee por principio de identidad sociocultural, un conjunto de lenguajes que permiten distinguir su que hacer  como campo de conocimiento.

La apuesta es, a su vez, por una categorización de la recreación a partir, no  de las acciones entendidas como conjuntos de actividades en lugares particulares, si no  como un conjunto de saberes con identidad y teleología propia que contribuyen al establecimiento de  tejidos sociales mediados por intencionalidades lúdicas; lo cual significa una apuesta por  un conocimiento que se genera dentro las diferentes formas de construcción de la identidad cultural. De igual modo, la elaboración de una caracterización indica de principio la referencia obligada a la generación de teorías de carácter interpretativo y explicativo sobre fenómenos, expresiones o hechos de carácter humano; lo que conlleva a  establecer un marco referencial sobre el cual sustentar y sostener una aproximación teórica sobre lo recreativo.

La recreación puede asumir posturas interpretativas o explicativas a partir de tres condiciones esenciales: la primera, cuando se asume que esta posee una relación mediatizada por posturas empiristas o pragmáticas, lo que la ubica en un nivel de técnica al servicio de una necesidad a satisfacer de modo inmediato y que termina siendo un elemento de control social, de control del pensamiento de interrelación cultural; la segunda  cuando se relaciona con un nivel de desarrollo reflexivo  adquiriendo  un papel de segunda generación asociado a trasmisión de  aprendizajes culturales,  asumiendo un racionalismo pedagógico lineal en la medida que establece unos fines determinados y unas acciones para lograrlos. Podría decirse que sirve al mantenimiento de  un modo particular de vivir en la experiencia y; en tercer lugar, la apuesta por la relación de la recreación con la realidad a partir de comprender las dos anteriores, pero con una apuesta por la consolidación de una teoría-acción mediada por la interacción del entorno, más la posibilidad de agenciar en los otros la capacidad transformadora de los signos y símbolos culturales.

La construcción de conocimiento en lo recreativo es una apuesta por consolidar un  tipo de conocimiento sociocultural  que considera  que lo humano no termina dentro de las regulaciones estructurales  y las prácticas cotidianas, es una invitación a pensar  la recreación como un campo donde las necesidades sociales se establecen no a partir de ordenes deterministas, sino a partir de des-órdenes o quizás del caos, de  las bifurcaciones azarosas que se encuentran en los interludios de lo simple, de la posibilidad de experimentar la imaginación y la fantasía como constituyente de lo que por necesidad se debe aprender, para establecer parámetros donde el sujeto se puede experimentar como dueño de sí en los otros. En apariencia inicial, suena a utopía y puede serlo, sin embargo, esta apuesta puede hacer sentir la sensación de generar procesos individuales y colectivos. La apuesta por una recreación alterativa siempre va a ser cuestionable, pues, la tradición no suele emanciparse, suele enroscarse dentro de sí, solidificándose y convirtiéndose en muros infranqueables por los imaginarios sociales.

Flanquear las restricciones sociales, empieza por reconocerlas y saber que están ahí impidiendo el avance, un punto de partida para lograrlo es acercarse a un saber que se considera popular o poco serio, dando cuenta de las posibilidades que hay en las mentes que consideran la recreación como una contingencia epistemológica, antropológica y ontológica. Esta condición se hace posible en la medida que su estudio es sometido a discusión entre pares multidisciplinares, es la única forma de ejercer alteridad.

En este sentido la recreación como apuesta formativa en la Universidad Pedagógica Nacional  trata de recoger la mirada sobre el campo  de modo alterativo y crítico buscando generar en sus interacciones pedagógicos posturas en sus estudiantes tendientes a visibilizar la recreación de este modo. Sin embargo, la apuesta es controversial  por las tensiones surgidas dentro de la dinámica academia-desempeño laboral.  Esta tensión por un lado trata en la academia de incorporar en los estudiantes una visión de lo recreativo  basada en el campo con sus crestas y valles, con las configuraciones teóricas consideradas pertinentes y, por el otro lado, se entra en choque con las demandas del mercado  donde se asume la recreación  como una  técnica de control social.

Subsanar tensiones en el proceso formativo de los estudiantes de la Licenciatura en Recreación es probablemente uno de los mayores retos para la recreación, las resistencias derivadas de esa tensión generan una dicotomía entre lo esperado por los estudiantes y lo ofrecido por el programa. Tensión que se ve acrecentada cuando los estudiantes se ven enfrentados a  sus prácticas docentes; se esperaría que al llegar este momento, en quinto semestre, tuvieran ya la  capacidad de distinguir  algunos presupuestos  de posturas epistemológicas y en esa medida ser asumidas al interior de sus prácticas. Pero ocurre la paradoja, la práctica evidencia la necesidad de profundizar en el reto de agenciar las posturas pedagógicas y epistémicas para entender la función del Licenciado en Recreación en el contexto social.

2.Antecedentes de la práctica pedagógica 2008-2010.

La Licenciatura en Recreación, además de atender necesidades epistemológicas que dan cuenta del debate mundial en torno al uso del tiempo libre, la dimensión del ocio y la asunción del cuerpo, también canaliza sus esfuerzos en la proposición constante de alternativas de solución a la violencia que azota al país y a las profundas desigualdades que la surcan desde sus inicios.

Ser, de un lado, un interlocutor válido en el diálogo universal  de saberes en torno a lo recreativo y, del otro, un agente nacional, regional y local que promueve la paz y la armonía social en ambientes escolares y no escolares (dentro y fuera de las aulas) es el propósito central del programa que trabaja en la formación de individuos alterativos (que re-creen su realidad), alternativos (que propongan nuevas realidades) e incluyentes (que se reflejen en “los otros”).

La Licenciatura en Recreación concibe esas tres dimensiones: lo alterativo, lo alternativo y lo incluyente como una espiral en la que la matriz (el origen) es la entrada en acción del “uso de razón” (desde el grado cero de educación o su equivalente en experiencia de vida) y se extiende en círculos concéntricos -a lo largo y ancho de la vida- hasta el infinito de la acción social que supera el ciclo vital.

Para ponerlo en términos que respondan a la naturaleza misional de la Universidad, se han previsto tres actores: los estudiantes, los docentes y los otros que en el propio trasegar por la espiral enfrentarán tres desafíos: el de “Aprender a aprender”, el de “Aprender a enseñar” y el de “Aprender a gestionar” que se convierten, con  el cambio de rol de estudiante a docente, en “Enseñar a aprender”, “Enseñar a enseñar” y “Enseñar a gestionar”. Sin embargo, el estudiante y el docente no son entidades absolutas, por lo que su existir esta mediado por la presencia del sujeto de referencia (el “Otro”) que “Aprende a aprender” y “Aprende a gestionar”.

En ese sentido, la formación recreativa se considera en el andar a través de estaciones que paulatinamente complejizan el diálogo del sujeto consigo mismo, con el entorno y con los otros, en el que los roles de “estudiante”, “profesor” y el “otro” se traspapelan (intercambian) sin fórmula previa. En ese caminar por el sendero del conocimiento y de la praxis, el programa diseñó una ruta de espacios académicos divididos en dos estaciones rotuladas:

1.“Ciclo de fundamentación” en el que se fortalece lo alternativo en la relación sujeto- conocimiento; el docente “Enseña a aprender” y el estudiante “Aprende a aprender”.

2.“Ciclo de profundización” en el que se fortalece lo incluyente y alternativo, expresado en las ecuaciones  “sujeto de enseñanza” y “sujeto de aprendizaje”, en donde el docente “Enseña a enseñar y gestionar”, el estudiante “Aprende a enseñar y gestionar” y el otro “Aprende a aprender”.

Por ello, La práctica pedagógica en la Universidad Pedagógica Nacional (2001) como los momentos de formación que procuran la experiencia constructiva y reconstructiva en o hacia la vida profesional del educador. Así, con su carácter investigativo, busca intervenir y transformar concepciones que confluyen, con la práctica educativa continua, en la elaboración participativa del tejido social.

Vista de esta manera la indagación de la práctica educativa debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

§Construcción de saber pedagógico: intervienen procesos de interacción cultural, académica y política en los que se va construyendo un “saber colectivo” con los diferentes actores y le permite a los docentes en formación reflexionar sobre su “saber hacer” en los procesos, instituciones y sistemas educativos.
§Alternativas pedagógicas: es necesario generar procesos de innovación y reflexión de las practicas educativas para fortalecer una actitud investigativa y humanística con los diferentes actores y donde se construya una nueva concepción de lo educativo.
§Investigación: es un eje de las prácticas educativas donde se dan construcciones pedagógicas en los que se valoren cambios, logros, dificultades, aprendizajes e impactos de las prácticas educativas.
§Articulación entre programas e instituciones: con la implementación de proyectos pedagógicos dentro de las líneas de investigación, que se convierten en espacios de encuentro de las distintas modalidades de práctica y los proyectos curriculares, implica un trabajo interdisciplinar y transdisciplinar.
§Evaluación: desde lo cualitativo que permita valorar: el proceso adelantado por el estudiante en su desempeño profesional inicial, las relaciones interinstitucionales e interdisciplinares y la articulación e impacto entre el proyecto curricular, las líneas de investigación y los proyectos pedagógicos de investigación en curso.

Sentido de la práctica pedagógica:

§Se concibe como un espacio de construcción profesional que permite a los y las  estudiantes encontrar sentido a sus aprendizajes a lo largo de la carrera y a través de la experiencia y la reflexión permanentes.
§Tiene sentido en la medida en que estructure no solamente nuevas formas de actuar, sino nuevas maneras de pensar y pensarse.
§Tiene una implicación en lo comunitario, puesto que es la proyección social de la universidad haciendo que las comunidades reconozcan en la recreación una posibilidad de crecimiento, forma de comunicación e identidad territorial.

Objetivos de la práctica pedagógica

§Identificar y analizar los elementos básicos que fundamentan el hacer del Licenciado en Recreación en los diferentes contextos en los cuales puede desenvolverse.
§Confrontar los referentes teóricos abordados en las diferentes asignaturas para en la puesta en marcha de estos mismos.
§Gestionar el conocimiento Recreativo los cuales puedan mostrar liderazgo e impacto del ocio y la recreación en diversos grupos poblacionales.
§Contextualizar los conocimientos y saberes aprehendidos en la universidad en espacios de carácter  educativo formal y Educación para el trabajo y desarrollo humano.
§Confrontar saberes en el ejercicio de la docencia bajo la supervisión de un tutor.
§Acercar al estudiante a las características del rol profesional para el cual se está formando.
§Reflexionar de forma crítica y propositiva entorno al impacto educativo de la recreación en los diferentes contextos y escenarios donde interviene de forma pedagógica.
§Desarrollar procesos de investigación formativa que se requiera en cada práctica educativa.
§Retroalimentar la propuesta formativa de la Licenciatura en Recreación.

Según lo expuesto en el plan de estudios de la Licenciatura en Recreación (Documento 2008), las prácticas pedagógicas, han cumplido  con algunos objetivos y acciones que en este cuadro se relacionan como antecedente y que permiten sistematizar en alguna medida la experiencia formativa.

3.Proyecciones: La práctica pedagógica y el desarrollo de pensamiento investigativo, un eje transversal en la formación del Licenciado en Recreación UPN. 

Asumimos, la práctica pedagógica de los estudiantes en Recreación como una confrontación, proposición y acercamiento constante al hecho educativo, concibiendo este último no solo en la educación formal sino en los diversos contextos donde este se produce.  Por tanto, es misión del estudiante posicionar el saber Recreativo,  hacer comprender a todos los agentes sociales con quien tiene contacto en el desarrollo de su formación como licenciado, que la Recreación es una acción humana que permite el desarrollo personal y social, propiciando espacios de encuentro y desencuentro del sentido de lo humano, con perspectivas lúdicas y fortaleciendo el ocio como dimensión humana.

Por ello, desde el año 2010 decidimos como profesores del programa realizar algunos cambios a la práctica educativa, con el fin de permitir a los estudiantes adquirir habilidades de pensamiento investigativo, y que a su vez  fueran el insumo para desarrollar su acción docente, el fin de unir estos dos procesos es garantizar que tanto lo investigativo como la formación pedagógica sean un eje transversal en la formación de los Licenciados en Recreación.

A su vez, estos cambios pretenden posibilitar la comprensión de la recreación lo que implica que el estudiante necesita enfrentarse a diferentes contextos donde la recreación cumple diferentes funciones, y donde las apuestas por el sentido de la recreación a su vez busca intereses diferentes y donde se hace necesario empezar a dialogar entre lo teórico y lo práctico.  Este dialogo parte por considerar que  en la práctica es vital consolidar procesos investigativos para poder construir conocimiento en recreación desde la formación; tarea está,  que demanda un conjunto de esfuerzos de la Licenciatura en Recreación en relación con la capacidad de poder transformar las creencias recreativas y en preguntarnos ¿qué es lo pedagógico de la recreación?.

Es esta última pregunta nos ha puesto a llevado a consolidar un grupo de estudio que aborda las prácticas pedagógicas, no como un hecho terminado sino al contrario maestros y estudiantes, intentan confrontar la realidad y dar respuesta a esa gran pregunta.  Puede asumirse que en una universidad de carácter pedagógico ya todo está dicho sobre ello, lo que nos hemos encontrado es que al contrario, lo pedagógico en la recreación no está construido, es necesario elaborarlo, pensarlo, discutirlo, este es uno de los mayores retos en la formación de Licenciados en Recreación, construir respuestas a múltiples preguntas, o quizás desnaturalizar algunas y crear otras que nos permitan comprender la complejidad de estudiar Recreación.

A continuación se relacionan tres aspectos para el desarrollo de las prácticas, desde esta nueva propuesta:

§Procesos de desarrollo de pensamiento
§Meta esperada en cada uno de los procesos
§Poblaciones y lugares de práctica.

Figura 1: organzación de las prácticas en el proyecto curricular licenciatura en recreación





   


Desarrollo de procesos de pensamiento previos a la práctica e investigación.

§Observación del contexto de trabajo.
§Describe las situaciones particulares de los contextos.
§Identificación de  preguntas, situaciones y problemas.
§Posibles propuestas de trabajo e intervención.

Meta Esperada: m
anejo de una observación directa y los instrumentos de recolección de información que los conduzca a identificación de problemáticas.

Figura 2. Organzación de las prácticas en el proyecto curricular licencitura en recreación










Procesos de intervención:

§Describe la problemática a trabajar.
§Uso de herramientas de seguimiento y recolección de información.
§Contextualización de propuestas sencillas para la aplicación.
§Aplicación de técnicas simples de recreación. 
§Evaluación y seguimiento a los procesos de intervención.

Meta esperada: el estudiante realice aplicaciones sencillas y contextualizadas desde la recreación.

Figura 3. Organzación de las prácticas en el proyecto curricular licencitura en recreación












Vinculo de práctica e investigación:

En este punto el estudiante vincula la práctica e investigación seleccionando una de las seis clases  de recreación determinada. En este proceso es de un año y medio.  Tiempo en el cual se puede desarrollar conjuntamente elementos de gestión-investigación y práctica.

Meta esperada: sustentación final, con aprobación de la institución donde se realizó la práctica. Producto final de trabajo de grado.

Reflexiones finales

·La práctica pedagógica es una acción compleja que fortalece la construcción del saber pedagógico,  estrechamente ligada a  los principios sociales, políticos y culturales; los cuales  se relacionan entre sí  de diversas maneras por mecanismos de poder entre lo institucional, estatal, de conocimiento entre otros.  En las que  se generan un dialogo de saberes, sentires, motivaciones y  talentos. 

Además es la puesta en práctica de los conocimientos teórico- prácticos adquiridos en la Licenciatura en Recreación, que constituye una valiosa oportunidad para vivenciar habilidades y destrezas del ejercicio profesional ante los retos educativos de la actualidad siendo cada vez más competentes  para abrir camino en el campo profesional.

·La práctica pedagógica y educativa, es en este momento para el programa una forma de fortalecer el conocimiento sobre lo pedagógico, desarrollando como estrategia el encuentro de maestros y estudiantes que permiten a partir de  discusiones y la confrontación crear insumos teóricos y prácticos para comprender los campos de acción de la Recreación y el sentido que tiene en la formación humana. 

·La práctica es una oportunidad para  que tanto las instituciones como el estudiante amplíen sus conocimientos sobre el saber recreativo adquiriendo habilidades y destrezas  que fortalecen sus competencias profesionales llevando al estudiante a establecer relaciones entre las actividades de enseñanza y el logro de aprendizajes en los diferentes grupos poblacionales así como  dentro de ambientes dinámicos y contextualizados.

Así mismo, se convierte en un espacio propicio para evidenciar las tensiones existentes en el campo de la recreación y  le propone al estudiante el reto de establecer una postura frente  a su construcción como profesión, al igual que,  una tendencia epistemológica sobre su visión  de cómo lo pedagógico entre hacer parte de los impactos de la recreación en los diferentes contextos sociales.

·En definitiva, las prácticas pedagógicas se convierten así en un medio mediante las cuales se  gestiona conocimiento a partir de la generación de experiencias que crean paradojas en los estudiantes, lo que los coloca en posición de asumir y confrontar las teorías y  los aprendizajes técnicos con la realidad. Las prácticas no se diseñan con la intencionalidad de encontrar el cómo funciona la recreación en la escuela o en otros lugares, más bien, se establecen como  un conjunto de experiencias mediadas por maestros para que el estudiante consolide aprendizajes y les permita acceder a niveles de comprensión de lo recreativo más allá de la actividad; acción esta que permite la generación de nuevos aprendizajes.

Bibliografía

TEDESCO J. (2000). Educar en la sociedad del conocimiento. Fondo de Cultura Económica. Buenos Aires, Argentina.
UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL (2001). Lineamientos teóricos de la práctica educativa para los proyectos curriculares de la UPN. Documentos Pedagógicos No 9. Bogotá 2001
UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL (2002). Documentos pedagógicos 9, Lineamientos teóricos de la práctica educativa para los proyectos curriculares de la UPN, Bogotá.
UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL (2008). Documento de Registro Calificado Licenciatura en Recreación. Facultad de Educación Física.
UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL  (2009).Recopilación de la Ruta Metodológica de la práctica pedagógica en la Licenciatura en Recreación. Documento no publicado.
 
 
Este artículo también se encuentra a disposición de los lectores en formato pdf
portada
Contra-portada
Información Biográfica

Profesora de planta de la Universidad Pedagógica Nacional. Magister en Educación, Coordinadora e Investigadora de la Licenciatura en Recreación UPN.astridbibianarc@yahoo.com
Profesor, Investigador y coordinador de práctica docente de la Licenciatura en Recreación UPN. Magister en Educación.

Astrid Bibiana Rodríguez Cortés
Pompilio Gutiérrez Africano
img-1
img-2
img-3